Aplicación de lubricantes: lo que debes saber

Existe una amplia gama de lubricantes industriales en el mercado, como aerosoles, aceites, grasas y sólidos. La aplicación de lubricantes dependerá de las características específicas de cada producto, que pueden ser muy diversas entre sí. En este artículo te contaremos cuáles son los principales modelos que existen, y veremos sus características principales para que puedas elegir el que más se ajuste a tu necesidad.

¿Cuáles son las funciones de los lubricantes?

El lubricante consiste en una base a la que se le suman aditivos en función a la aplicación que se le va a dar. Entre las distintas funcionalidades se destacan las siguientes:

  • Evitan el desgaste: En primer lugar, los lubricantes evitan el desgaste mecánico que se produce por el roce entre dos piezas, ya que el producto consiste en una base de fluido que se coloca entre medio de ambas superficies. De esta manera, mejora el rendimiento y reduce el consumo de energía. 
  • Regulan la temperatura: Los lubricantes también ayudan a sellar y atemperar, ya que absorben el calor. Esto evita que se deformen las piezas gracias al enfriamiento del motor. 
  • Protegen de impurezas y sustancias corrosivas: Gracias al lubricante, se garantiza una mayor vida útil del motor, debido a que el producto protege los filtros y la superficie de este de impurezas y sustancias corrosivas. 
  • Mayor impermeabilidad: Por último, el lubricante refuerza la impermeabilidad de la máquina, ya que el producto desplaza la humedad producida por el agua.

Tipos de lubricantes y sus aplicaciones

Ahora bien, como hemos mencionado anteriormente, cada lubricante está pensado para un uso particular, que está dado por sus características específicas. Debemos tener en cuenta que el lubricante multiuso no siempre es el más conveniente y, por eso, es importante que podamos elegir el indicado según la aplicación que necesitemos darle. Veamos las características y aplicaciones de cada uno de ellos:

Grasas lubricantes:

Las grasas lubricantes son sólidos plásticos con propiedades viscosas, ya que son el resultado de la desconcentración de un agente espesante en un líquido lubricante. Contienen aceite lubricante en gran porcentaje, agentes espesantes en bajo porcentaje, y un mínimo de aceites aditivos. Se clasifican según sus componentes principales en grasas minerales, sintéticas y completamente sintéticas, y tienen la densidad suficiente como para cubrir diferentes temperaturas, cargas y velocidades. 

Gracias a sus propiedades, la aplicación de las grasas lubricantes presenta grandes beneficios. Entre ellos, una lubricación superior en velocidades bajas y cargas altas, gran absorción de contaminación sonora, gran protección frente al desgaste, alta capacidad de sellado, superior adherencia a las piezas, y mayor variedad de temperaturas.

Sólidos lubricantes: 

La composición de los lubricantes sólidos puede presentarse en polvo, pasta o barniz. Son materiales que reducen la fricción entre superficies sin necesitar de un medio líquido. Ofrecen mínima resistencia y son muy eficientes. Presentan características superiores a los aceites lubricantes, ya que proveen mejor lubricación a temperaturas elevadas. Los más utilizados son el grafito, que se utiliza en compresores de aire en la industria alimenticia y en uniones de vías de ferrocarril, y el disulfuro de molibdeno y nitruro de boro hexagonal, cuyos usos son para vehículos espaciales.

Lubricantes en aerosol: 

El principal beneficio del lubricante en aerosol es que es muy fácil de utilizar, además de ser muy seguro. Esto es así, porque permite lubricar de manera simple y rápida puntos de difícil acceso. Se utiliza en gran medida en las tareas de mantenimiento, ya que presenta grandes beneficios a la hora de proteger las piezas de las máquinas contra el desgaste. Con el lubricante en aerosol, se pueden lubricar guías lineales, cadenas y cables. Además, se puede utilizar como antioxidante y agente de limpieza. Entre sus otros beneficios se encuentran: la amortiguación de ruidos, la resistencia a altas temperaturas y altas cargas, y por último su fácil biodegradabilidad.

Aceites lubricantes: 

Los aceites lubricantes se componen esencialmente por una base y por aditivos. La base del lubricante puede ser un mineral derivado del petróleo o sintético, lo que determina la viscosidad, la fluidez y la resistencia a la oxidación del lubricante. Los aceites lubricantes son ideales para velocidades muy altas, ya que en esos casos se necesita un lubricante ligero. Además, es muy preciso en relación a la absorción y evacuación del calor, lo que es clave en situaciones de altas velocidades. Los aceites presentan un alto punto de inflamación y un bajo punto de congelación. Otra de las ventajas de los aceites es su capacidad de extracción de sustancias contaminantes, ya que previenen la corrosión y tienen alta resistencia a la oxidación. 

Como vimos a lo largo de esta entrada, los diferentes tipos de lubricantes presentan diversos beneficios y pueden cubrir una amplia variedad de aplicaciones, ya sea para maquinarias antiguas, para aeronáutica, líneas de ensamblaje o industria automotriz. Hoy en día, existen muchas exigencias y normativas de los lubricantes, en relación al medioambiente y a las condiciones sanitarias y de seguridad. A diferencia de hace unos años, actualmente se pueden encontrar grasas lubricantes de alto rendimiento y biodegradables, que garantizan la seguridad de lubricación para cualquier máquina. A su vez, presentan muy poca toxicidad, y pueden adecuarse a una amplia gama de temperaturas. 

Además de la importancia de la aplicación, es clave conocer las condiciones de los componentes de la maquinaria a lubricar, como el engrane, los sistemas hidráulicos y el rodamiento, para poder elegir el producto más apropiado. 

Ahora ya tienes toda la información que necesitas sobre aplicación de lubricantes. No olvides elegir los productos cuyas etiquetas indiquen claramente sus características y sus aplicaciones.

En Intec Process llevamos más de dos décadas diseñando e instalando innovadores Sistemas de Dosificación en cientos de empresas. Sabemos que contamos con la experiencia, el know-how y el compromiso que se requieren para desarrollar los equipos adaptados a su aplicación. No tengas dudas en contactarnos, te daremos una respuesta lo antes posible para solventar todas tus preguntas y dudas. 

Nuestros equipos y sistemas fueron creados para hacerle frente a las necesidades de la aplicación y la reología del producto monocomponente y bicomponente, manteniendo siempre la estabilidad química en el interior del sistema de aplicación. Suscríbete a nuestro newsletter o visita nuestro blog para estar al día de las últimas noticias del sector.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn

Desarrollo de sistemas de dosificación de fluidos

Sistemas de dosificación

Síguenos en Linkedin

Háblanos por WhatsApp

Post relacionados

Intec Process- todo-sobre-la-resina-epoxi

Todo sobre la resina epoxi

¿Estás familiarizado con la resina epoxica y todas sus posibles aplicaciones? Este material versátil, también conocido como cristal líquido o epoxi, es un polímero termoestable

Nuestra Newsletter

Suscríbete para estar al día
de las últimas noticias del sector